jueves, 12 de noviembre de 2015

¿ENFERMO DESAHUCIADO ?....

Es increíble como pasa el tiempo ¡¡ parece que fue ayer y ya llevamos 1 año y un par de meses.
El balance de todo este tiempo es sorprendente en todos los aspectos.
Por un lado,tenemos, el aspecto del enfermo y su entorno.
Decir que en cuanto al enfermo, ha ido progresivamente mejorando.
El primer día de mi llegada a ese domicilio, el usuario provenía de una operación de cadera y a los dos días de llegada a su hogar, comenzó con una severa reacción alérgica a la heparina. La consecuencia fueron:enrojecimiento de la piel, urticaria e inflamación.Por lo consiguiente, destaca un gran sangrado,de arriba abajo, provocando lesiones cutáneas, surgiendo las temidas úlceras por presión en un talón del pie izquierdo y en la nalga derecha .
Al principio de mi llegada a ese domicilio, decir que la familia está implicada al 100% con el enfermo.Les recomiendo la compra de un colchón antiescaras, de cremas; aceptando que la nueva situación en la que nos hallábamos era imprescindible, era necesario; por lo menos intentar frenar esa urticaria que conllevaba todo ese sangrado, accediendo la familia a todo lo que se les pedía.
Por otro lado, tenemos que desde el momento,que doy con el problema ( la reacción alérgica a la heparina ) llamo al Centro de Salud para intentar hablar con su médico de familia, explicarle la situación de esa reacción alérgica y buscando una solución como un Colector, para evitar, que esté mojado con sus orines y así estar dentro de lo que cabe más seco.
A todo ello, la doctora no sabía lo que era un colector, y a la vez, haciendo caso omiso a todo lo que le estaba contando acerca de esa reacción alérgica a la heparina. Pero es que si por si eso era poco, el tenía que poner las inyecciones de heparina, ya que, acababa de llegar de una operación de cadera y hacía dos días del alta hospitalaria.
Era como si hablaras con una pared, era imposible.No aparecía ni su doctora,ni su enfermera.Insistías , te pasaban con ella, volvías a explicarle la situación y nada.Era una lucha constante, mientras tanto, los días continuaban pasando y el enfermo continua con la misma situación.
Al final, de tanto insistir , conseguimos que se activaran los colectores, y que la enferma, acudiera al domicilio.
He tenido que tomar la decisión de encamarlo, para evitar que continuará rascándose y aumentar las úlceras y mantenerlo más seco con los colectores.
A día de hoy, tiene la piel como la de un bebé, la úlcera del talón del pie ya está curada, queda la de la nalga y ya para cerrar.
Lo he levantado y he conseguido que anduviera aproximadamente unos 20 minutos con el andador.
Pero el  entorno, también es un problema.

Es que a día de hoy, este usuario es un gasto y un estorbo.Suena muy mal y es muy duro, que tu propia familia te vean de esa manera .
No puede levantarse, debido a que, si yo lo dejo levantado no hay nadie que lo acostara, por ejemplo, para dormir la siesta.
No hay nadie, que lo mueva si yo no lo muevo.
En cuanto al gasto, desde el primer día está dando mucho gasto;que si cremas, aceites, medicamentos, colchón antiescaras, toallitas,empapadores, taloneras,coderas....etc
A mayores por si fuera poco,tiene un pariente, que el primer día de mi llegada ya lo daba por desahuciado,lo consideraba un paciente terminal, hasta el punto de ir al notario para arreglar el tema de la herencia.La sorpresa para todos fue verlo como cada día que pasa está mucho mejor que el anterior.Y ese pariente, no da crédito a lo que ve, cuando viene a visitarlo, su cara lo dice todo.
Después tenemos el tema sanitario.
La doctora que tenía en un principio era como si uno no tuviera médico.La llamabas para comentarle que el enfermo sufría una reacción alérgica y las consecuencias de esa reacción.La respuesta de ella era como si se lo comentaras a cualquier persona ajena al profesional sanitario competente.
La enfermera, a lo que se dedicaba,hacer las curas cada siete días.
Era una tremenda impotencia, veías al enfermo sangrando parecía un "" nazareno "" y comenzaba a abrir más esas úlceras, pero no, cada siete días y NO LE TOQUES ¡¡¡.
He llegado enfrentarme a ella. He tenido que sacar fotografías, para mostrarle que estaba equivocada.Como no le voy a tocar, si cuando ella le estaba poniendo el apósito, ya le estaba cayendo, y si a mayores hacía de vientre, como iba a dejar esa herida abierta que se infectara.
A día de hoy,tiene la piel muy bien hidratada, y en cuanto al tema de las úlceras por presión , le queda la que tiene en la nalga, pero decir, que ya está apunto de cerrar.
Pero de todo esto he sacado una conclusión, como con la ayuda de los demás puedes llegar salir de ese pozo, que con tenacidad, constancia y fuerza de voluntad, todo se puede conseguir.
Esta familia a día de hoy, no lo entienden, o no lo quieren entender.Pero no se dan cuenta, que en ese hogar el mayor tiene 88 años, el siguiente 85, el otro más 82 y el pequeño tiene 59 años.
En fin, no quiero decir más, sobran las palabras.
Espero que sea de vuestro agrado.
Un abrazo para tod@s










No hay comentarios:

Publicar un comentario