lunes, 16 de marzo de 2015

CUÁNTAS VECES .....


Cuantas veces miramos a nuestro alrededor, en nuestros domicilios,en los que  la mayoría de las veces,la gente mayor; ancianos,  están a cargo de un enfermo.
Cuantas veces :aconsejas, recomiendas, sugieres, guías a esas personas para llevar la situación lo mejor posible para todas las partes y sea más fácil  enfrentarte a situaciones, muchas veces, límite del enfermo, en las cuales, esas personas se ven solas.
Cuantas veces, después de recomendar, aconsejar, sugerir; te enfrentas a las mismas respuestas.
"" Tú eres muy joven , cuando llegues a mis años""
""Aún no has visto nada en esta vida ""
""Tú que sabrás ""
""Eso es imposible""
""No hay que gastar ,ni comprar nada.Hay que arreglarse con lo que hay ""
""Las normas están para saltarlas""
Cuantas veces quieres llamar a su médico de cabecera, y te prohíben radicalmente, esa llamada.No se puede molestar al doctor. Ellos no están para que se les molesten con tonterías.
Cuantas veces hay que tomar la medicación, y te dicen que se hacen cargo de darle  el tratamiento , y no te la dan porque no pasa nada. O como me pasó en un domicilio, hace bastantes años, la esposa le daba 4 pastillas al marido, ya que, ella tomaba muchas y el pocas.
Pero cuando decir: ¿ hasta cuando ?.
Cuando decir, que ahí estas para echar una mano , estas para darle al cuidador un respiro por las x horas que han contratado.
En el momento, en el que llegas a ese domicilio, ya te haces cargo, lo mejor posible, del enfermo y del domicilio.
Necesitas respirar, coger aire, para continuar.Tienes que medir tus palabras, tus gestos, tienes que medir todo; porque cualquier cosa puede hacer "" saltar las alarmas"".
En cambio, tienes que aceptar en cierto modo, como te  pueden "" humillar "", "" despreciar "", pero a todo eso, no hay que hacerle caso, porque es gente mayor y no saben lo que dicen.
Pero, es que este trabajo te gusta y disfrutas con el; pero porque todo lo fácil se convierte en difícil.Y es eso precisamente, esas situaciones que muchas veces harían que tiraras la toalla.
Pero es muy simple.Se trata de ser uno mismo, y armarse de paciencia , paciencia y mucha paciencia.A cambio obtienes además de todo lo dicho anteriormente, grandes momentos, en los que no te queda otra que reírte e incluso llorar de la risa.
Saber como las saben todas los ancianos, como te analizan y descubren tus puntos más débiles .Como disfrutan en decir que están más enfermos que los otros, toman más pastillas que los otros y como entre ellos siempre que haber alguno que tienen que tener la razón.O como entre ellos uno tiene que llamar la atención ante los otros.Como saben todas las artimañas para manipular todas las situaciones que a ellos le conviene.
Espero que esta nueva entrada sea de vuestro agrado.
Un abrazo a tod@s y Feliz comienzo de semana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario